¿Por qué hablamos dormidos? 4 consejos para dejar de hacerlo

Escrito por : Colchones Morfeo

Publicado el 04/06/2021

¿Alguna vez has hablado en sueños o conoces a alguien que lo hace? Lo cierto es que hablar dormidos tiene una explicación, en Morfeo os lo contamos a continuación.

Índice de Contenido

Hablo por la noche. ¿Por qué me pasa?

Hablar dormido o en sueños es algo que le ocurre a más personas de las que pensamos. Lo cierto es que, aunque normalmente, suele ser un caso aislado, hay quienes lo sufren a diario. Y es que, hablar dormido o también conocido como somniloquio, es un Trastorno del Sueño. Este tipo de trastorno consiste en que alguien puede hablar en voz o idioma diferente, frases completas o galimatías, mientras duerme. Lo más característico es que el hablante no recuerda nada de esto al despertar, mientras que quien duerme al lado si.

Una de las principales causas y detonante de estas conversaciones en sueños suele ser el estrés y la falta de un buen descanso. Dejar de hablar dormido es un proceso sencillo, siempre es recomendable consultar con un experto del sueño que pueda dar unas indicaciones. 

En Morfeo queremos daros algunos consejos para dejar de hablar dormido ¡Toma nota!

Hablar dormidos: consejos para dejar de hacerlo

Lo fundamental es tener una buena higiene del sueño, ya que un buen descanso es sinónimo de salud y bienestar. Con una buena rutina de descanso podemos conseguir reducir nuestras conversaciones nocturnas. Aquí os dejamos algunos consejos más:

1. Asegúrate de dormir lo suficiente

A menudo la mayoría de los problemas de sueño vienen provocados por no descansar lo necesario. La falta de sueño puede producirnos que hablemos durante la noche. Si hablas dormido y no duermes las 7-8 horas recomendadas cada noche, es necesario replantear nuestro horario de sueño para mejorar nuestro descanso. 

Trasnochar, acostarse más tarde de lo normal, la exposición durante la noche a dispositivos o pantallas… Son factores que no favorecen el descanso. 

Debemos plantear, dentro de nuestra rutina de descanso, un horario de sueño y cumplirlo a diario.

2. Limita el consumo de bebidas excitantes

El consumo de cafeína o alcohol a ciertas horas puede perjudicar la conciliación del sueño y nuestro descanso. Las bebidas con cafeína actúan como estimulantes que dificultan nuestro descanso. El alcohol puede interrumpir de forma constante nuestro descanso, provocando que nos despertemos con frecuencia durante la noche. 

Pero además el alcohol puede hacer que hablemos durante la noche. Para evitarlo es recomendable evitar el consumo de cafeína después de las 14h y el consumo de alcohol.

3. Relajación

El estrés es otro de los factores que no sólo puede perjudicar la calidad de nuestro descanso, sino que puede ser una de las causas de hablar dormidos. 

Crear una rutina de relajación antes de ir a dormir es fundamental para liberar las tensiones acumuladas a lo largo del día y conciliar con mayor facilidad el sueño. Para ello, se debe limitar el uso de tecnologías, exposición a pantallas, etc. 

Buscar un sitio tranquilo, como el dormitorio, un poco de música relajante, realizar algunos ejercicios de yoga o meditar, pueden favorecer la relajación y el descanso. Relajar la mente y el cuerpo evita hablar dormidos y mejora la calidad de nuestro sueño.

4. Mantén un diario y rutina de sueño

Para poder valorar la calidad de nuestro descanso es recomendable tener un pequeño diario de sueño, de manera que podamos registrar y anotar aquellas noches en las que no hemos dormido bien. Para ello, debemos tomar nota de la hora a la que nos acostamos, la hora a la que te despiertas, consumo de alimentos y bebidas, actividad realizada y si se ha alterado el sueño durante la noche. De esta forma podemos analizar y localizar aquello que nos favorece o no el descanso. Evitando así el hablar dormidos.

¿Cómo podemos saber si hablamos dormidos?

Normalmente el hablante dormido no suele recordarlo a la mañana siguiente, la mayoría de las veces no son ni conscientes de hacerlo. Suelen enterarse por las personas que duermen junto a ellos o que les han oído hablar mientras dormían. Se pueden distinguir tres tipos de hablantes dormidos: los que hablan una vez al mes (leve), los que suelen hablar una vez a la semana (moderados) y los que hablan todos los días (graves). 

Los principales síntomas son ruidos o sonidos, habla y expresiones, mientras se está durmiendo. Otros síntomas que pueden darse en los hablantes dormidos son el sonambulismo, terrores nocturnos o trastornos del comportamiento del sueño.

Hablar dormidos es algo que puede suceder tanto en adultos como en niños y no supone, aparentemente, un problema grave. Hablar dormidos puede suceder en cualquiera de las etapas de sueño, cuando sucede antes de la fase REM, lo que dice el hablante suele ser más comprensible. 

En fase REM es prácticamente incomprensible lo que se dice, al ser una etapa del sueño mucho más profunda.
No existe ningún tratamiento específico para dejar de hablar en sueños, normalmente, puede resolverse con hábitos y rutinas de sueño adecuadas. 

Si no es así, no debe preocuparnos ya que no está considerado un problema médico. Solo en casos de asociarse con algún trastorno de sueño u otros problemas, es cuando se debe consultar a un especialista del sueño.

Te podría interesar

8 formas para garantizarte dormir bien y descansar en Navidad
Salud y Descanso 8 formas para garantizarte dormir bien y descansar en Navidad Escrito por : Colchones Morfeo Publicado el...
Descansar: motivos para pasarte todas las navidades en la cama
Salud y Descanso Descansar: motivos para pasarte todas las navidades en la cama Escrito por : Colchones Morfeo Publicado el...
¿Qué son los micromuelles?
Salud y Descanso ¿Qué son los micromuelles? Escrito por : Colchones Morfeo Publicado el 25/11/2017 Los micromuelles del colchón Morfeo son, sin...

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar nuestro sitio

Carro de la compra

Su carrito actualmente está vacío.